Translate

jueves, 8 de noviembre de 2018

Nostromo a Tierra: Pearl Jam

La Nostromo sigue su viaje aunque ahora la comunicación con el centro de control es más esporádica, debido a las diversas zonas oscuras que vamos atravesando. Las distancias se hacen cada vez más largas y todo es oscuridad a nuestro alrededor Un ensordecedor silencio es nuestro más fiel compañero de viaje: el silencio de lo infinito, el silencio de lo inmenso, de lo inabarcable para la mente humana.

Esta falta de sonidos naturales nos permite escuchar la música con una concentración especial, fijándonos en matices que antes pasaban inadvertidos. En esta riqueza sonora encontramos las fuerzas para seguir adelante, es eso y la atracción por lo desconocido lo que nos mantiene con la energía necesaria en el día a día.

Todo esto para no reconocer que publico menos porqué cada día soy más vago, JAJAJAJA!



Como siempre a mi ritmo, hace pocos días ha llegado a mi universo sonoro este disco: Ten de Pearl Jam y ha entrado muy fuerte, me parece una maravilla, rock puro, sin más, de aquel que va directo al corazón.

Pearl Jam fue una de las bandas más interesantes de los 90, está etiquetada dentro del movimiento Gounge y Altenativo, como Nirvana o Soundgarden, aunque su sonido posee una esencia más melódica. Su mayor producción se produjo en los años 90, etapa en la que publicaron sus mejores discos, algunos alcanzando grandes dosis de popularidad.

Por ahora me centro en este gran debut: Ten del año 1991. Fue una manera espectacular de comenzar su carrera musical y el tiempo no ha hecho más que envejecerlo con solera.

Hoy rock directo en vena con Pearl Jam, Ten y el tema Alive.


viernes, 26 de octubre de 2018

Jon Anderson: Olias of Sunhillow

Era otra de mis asignaturas pendientes, a las que parecía que nunca le iba a llegar su momento, pero finalmente pude prestarle la atención que sin duda merecía, y os puedo asegurar que esta ha sido intensa en estos últimos días.

Y es que por fin le llegó el turno, al primer disco publicado en solitario por el cantante y miembro fundador de una las bandas claves del rock sinfónico de los años 70, Yes. Se trata del álbum Olias of Sunhillow del maestro Jon Anderson.



El disco fue publicado en el año 1976 y todo el merito recae solo en la figura de Anderson, que además de componer todos los temas del disco, se ocupó de tocar todos los instrumentos que aparecen. Instrumentos de lo más variado que van desde el bajo eléctrico, a las percusiones, pasando por las guitarras, los teclados, la flauta, la mandolina o el arpa, y por supuesto su personalísima voz.

La música es toda una evocación a lugares de fantasía desbordante, como un relato místico con una magnífica vena poética, que trasladan al oyente a espacios sonoros de gran belleza. Notables influencias de ritmos del lejano oriente y de la música celta, se mezclan con sonidos electrónicos en una memorable armonía.

Es un álbum conceptual que narra la historia del largo viaje de una raza extraterrestre a la búsqueda de un nuevo hogar, después de que su planeta quedara destruido por una catástrofe. Olias es el navegante elegido para trasladar a su pueblo a su nueva casa. Esa es, explicada muy sucintamente, la aventura fantástica que narra el trabajo de Jon Anderson.

Una muestra de este excelente disco de presentación en solitario de Jon, la tenemos en este fragmento de la obra.


domingo, 14 de octubre de 2018

The Musical Box: A Genesis Extravaganza (1970-1977)

La banda canadiense The Musical Box está de nuevo de gira y tiene parada programada en Barcelona en la Sala Barts los días 22 y 23 de octubre.

El nuevo espectáculo que presentarán, es una retrospectiva que tomará como referencia los mejores años de la banda, sus mejores discos, con ellos Genesis firmó una de las páginas más brillantes y espectaculares de la historia del rock sinfónico.

El concierto que en principio durará más de dos horas repasará toda la discografía de la banda entre los años 1970 a 1977. El homenaje incluirá temas del Tresspas, Nursery Crime, Foxtrot, Selling England by the Pound, The Lamb Lies Down on Broadway, A Trick of the Trail y Wind & Wuthering.



The Musical Box se formó en Quebec, Canadá en el año 1993 cuando un grupo de músicos amantes del sonido de Genesis, decidieron unir esfuerzos para hacerles un homenaje lo más fidedigno posible. El nombre como es obvio lo tomaron del fabuloso tema del álbum Nursery Crime. Disco que fue precisamente al primero que le dedicaron un espectáculo, luego vendrían los dedicados al Foxtrot y Selling England by the Pound.

Con el paso de los años la banda se fue consolidando, a la vez que sus espectáculos eran cada vez más fieles a los conciertos originales motivo del tributo, llegando a unos niveles de ser unos clones de los originales. Creando réplicas exactas de todo: la escenografía, la estética de los músicos y la disposición de los instrumentos.

Durante el nuevo siglo The Musical Box ha continuado sumando nuevos conciertos a su programa. El The Black Show, compuesto de una mezcla del Foxtrot y el Selling England by the Pound. En 2008 presentaron la gira dedicada al A Trick of the Trail. En 2011 y 2012 pusieron en marcha el espectacular proyecto de homenaje al The Lamb Lies Down on Broadway. En 2013 y 2014 repitieron espectáculos con motivo de los 40 aniversario de discos ya representados anteriormente.

Ahora para este 2018 presentarán el ya mencionado A Genesis Extravaganza, una retrospectiva de los mejores años de Genesis.

Personalmente los he podido disfrutar en tres ocasiones y os puedo asegurar que merecen mucho la pena, altamente recomendable para todo amante de Genesis. Como mi amigo Xavier al que va dedicada este artículo.

Una muestra de las virtudes que acreditan estos chicos la tenemos en la interpretación del tema Cinema Show, con la introducción idéntica que ofrecía Peter en los conciertos.



domingo, 7 de octubre de 2018

Gong: Flying Teapot

Cierro la trilogía mágica de Gong con el disco que la inició, curiosidades de un blog un tanto anárquico.  Corría el año 1973 y la banda pasaba por unos momentos de bastante estabilidad, Deavid Allen estaba en un momento de gran lucidez creativa, con las ideas muy claras a mí entender, sobre el rumbo que quería tomar.

La propuesta de rock psicodélicoexperimental y espacial estaba totalmente consolidada en el ideario de Gong, y su imaginación desbordante sumada a la dulce locura que empapaba a toda la banda, estaba dando unos frutos muy apetecibles.





Así pues, con esta tetera voladora empieza esta maravillosa trilogía conocida como Radio Gnomo Invisible, después vendrían Angels Egg y You a los que ya dediqué su correspondiente entrada semanas atrás.

La banda estaba formada por Allen como vocalista y guitarra, ChistianTritsch que también se encargó de las guitarras, Didier Malherbe a los saxos y flauta, Gill Smyth a las voces, Laurie Allan a la batería, Steve Hillage a las guitarras, Francis Moze al bajo y teclados, Tim Blake a los teclados y voces y Rachid Houari a las percusiones.

Es hora de liberar la mente y subirnos a bordo de este singular objeto volador que nos transportará a inmensas llanuras de placer musical, todo y todos cabemos dentro de el, solo es necesario dejar volar la imaginación.

Para conseguir nuestro propósito os propongo el tema que da nombre al álbum Flying Teapot, donde hallaremos concentradas todas las virtudes de la esencia de los Gong de esta primera etapa.




martes, 25 de septiembre de 2018

The Tangent: not as good as the book

Una de las bandas que presenta una propuesta más interesante en el nuevo siglo son The Tangent, propuesta en la que me voy introduciendo poco a poco. En estos últimos meses me han llegado dos discos que no han hecho más que confirmar mis expectativas: Not as good as the book y Le Sacre du Travail. Dos buenos álbumes que os quiero presentar aquí.



Hoy nos quedaremos con el primero de ellos. Not as good as the book fue publicado en el año 2008, siendo el cuarto trabajo de estudio de la banda. Desde el primer momento fue un disco muy bien valorado por el público y por la crítica especializada. El buen hacer de Andy Tillison, principal impulsor del grupo a todos los niveles estaba calando en el mundo del rock progresivo.

La mezcla de rock sinfónico con raíces clásicas, con toques de jazz, una pizca de rock electrónico e incluso con elementos del mundo del funky; le había proporcionado una personalidad propia a su propuesta musical, que era y es muy del gusto de muchos aficionados al progresivo.

Tillison tiene la gran habilidad de rodearse de músicos de alto nivel y en el disco que nos ocupa esto se confirma plenamente. Las guitarras y las voces son de Guy Manning y Jakko Jakszyk, de los instrumentos de viento se ocupó Theo Travis, Jonas Reingold puso el bajo, Jaime Salazar la batería y el mismo Tillison se ocupó de los teclados y partes vocales. Asimismo, contaron con la colaboración de Julie King como cantante principal en un par de temas.

Así pues, aquí os dejo con la música fresca de The Tangent una banda que creo que tendremos que tener muy presente en estos próximos años. Con este tema abren el disco motivo de esta entrada, A Crisis in Mid-Life. Espero que os guste.



jueves, 6 de septiembre de 2018

Camel en concierto (Sala Barts, Barcelona)

Magnífico concierto el ofrecido por Camel el pasado 4 de septiembre en la Sala Barts de Barcelona, un recinto ideal para conseguir una excelente comunicación entre banda y público. Como así fue.

Sobre algo más de las nueve de la noche, con cierto retraso sobre la hora prevista de inicio del evento, se presentó la banda con el sonido del tema Aristillus sonando a todo volumen de acompañamiento, el show empezaba bien, muy bien.



Nada más situarse sobre el escenario atacaron con toda contundencia y sin dilación el Moonmadness, el álbum de 1976 al que se rinde homenaje en este tour. Empezando por Song Within a Song y acabando por Lunar Sea, entre medio, obviamente, el resto de temas del disco de sobra conocidos por todos nosotros.

Con un sonido espectacular que, según me comentó un amigo y creo que tenía toda la razón, con la misma calidad o incluso mejor que el de la grabación original. Andy con un toque seguro y dominador, leyendo en todo momento la situación del concierto, ganándose la complicidad de todos nosotros desde el primer momento. Utilizando sus guitarras Gibson y Fender de toda la vida y las flautas con su maestría habitual.



Colin, todo un veterano curtido en mil batallas, sabe ocupar perfectamente su parcela, sin querer ganar nunca demasiado protagonismo, pero ofreciendo siempre con su bajo el ritmo perfecto a las composiciones de la banda y poniendo su voz cuando el tema lo requería.



Dennis, parapetado detrás de su batería e instrumentos de percusión, se ha ganado por derecho propio a ocupar un lugar fijo entre los miembros de Camel. Él sabe arrancar a sus tambores los sonidos más adecuados en todo momento, contundentes y frenéticos o delicados y sutiles según las necesidades de cada momento.



Y, finalmente, la sorpresa de la banda. el desconocido, al menos para mí, Pete Jones. Un músico de aquellos que antes conocíamos como un multiinstrumentista y supongo que ahora también. Portentoso y eficaz con los teclados, clavando y recreando a la perfección los sonidos creados por
Peter Bardens y Tom Scherpenzeel, los dos teclistas más influyentes de la banda. Solvente con el saxo, instrumento con el que conseguía dar otra dimensión a los temas en los que aparecía. Pero además, con una gran voz que lucía maravillosamente en las partes vocales de los temas de la banda y que conjuntaba perfectamente con las voces de Andy y Colin.



Tras un descanso de unos 15 minutos se reanudó la segunda parte del concierto en la que Camel nos ofreció un pequeño, pero interesante repaso a una parte de su discografía. Temas del Rain Dance (Unevensong), del I Can See Tour House From Here (Hymn to Her y Ice), del Stationary Traveller (Long Goodbyes), del Dust and Dreams (End of the LineMhoter Road y Hopeless Anger), del Harbour of Tears (Coming of Age) del Rajaz (Rajaz) y para acabar el maravilloso (Lady Fantasy) del Mirage.

En definitiva, unas dos horas de un espectáculo muy emotivo, de aquellos que van directos al alma, pero creado con una gran profesionalidad y entrega. Camel ocupa un lugar de privilegio en nuestros corazones y con conciertos como este, no hace más que plantar sus raíces en nosotros más profundamente.



Todas las fotografías y el video que ilustran esta pequeña crónica son de cosecha propia, y soy consciente que la calidad es muy interior a la que os merecéis, pero dado que documentan unos de los instantes más intensos de mi vida en la vertiente musical, os pido que me permitáis este licencia.




martes, 28 de agosto de 2018

De nuevo Camel

De nuevo Camel se pone a tiro y para mí es imposible dejar pasar una oportunidad así, ya saben lo que se dice: "la cabra tira al monte". Será dentro de una semana en la Sala Barts de Barcelona, un recinto que ya he visitado en diversas ocasiones, que reúne unas condiciones óptimas para poder disfrutar de un concierto de las características que nos propondrán Andy y sus chicos.

Esta será mi tercera vez con ellos en directo, y os puedo asegurar que nunca defraudan. Mi estreno con Camel fue en la ya lejana gira de presentación del disco I Can See Your House From Here de finales de los 70 en Badalona. La formación original ya había sufrido diversos cambios, evidentemente, no estaban ya ni Ferguson, ni Bardens, pero también habían salido los primeros sustitutos de estos, los primos Richard y David Sinclair; tampoco estaba ya en aquellos momentos Mel Collins.




Para aquella gira a los miembros fundadores Latimer y Ward y al teclista que entró como uno de los recambios de Bardens, Jan Scheelhas; se suman Colin Bass bajista que había colaborado anteriormente con Steve Hillage y Kit Watkins teclista procedente de Happy the Man. El recuerdo de aquel concierto es buenísimo, aunque el paso de los años me lo nubla cada vez más.

La segunda, mucho más cercana en el tiempo, fue en el año 2013 durante la gira conmemorativa de los 40 años del mítico The Snow Goose. El concierto se celebró a finales de octubre en el Centro Barbican de Londres, en esta ocasión la banda estaba formada por Andy Latimer, Colin Bass, el batería habitual en los últimos años Dennis Clement y los teclistas Guy LeBlanc y Jason Hart.

Para este tercer encuentro con Camel la fecha será el próximo 4 de septiembre en la ya mencionada Sala Barts de Barcelona. La formación será muy similar a la se utilizó en la anterior gira, con el cambio de Guy LeBlanc, tristemente fallecido en el año 2015, entrando en su lugar Pete Jones; tampoco estará Jason Hart.

Así pues, tengo en perspectiva otra velada mágica con una de mis bandas de cabecera desde siempre. Mi intención es redactar un artículo con la crónica del concierto, mientras tanto nos ponemos un tema del MoonMadness para ir documentando el evento. Para empezar a ponernos los dientes largos, aquí tenéis un vídeo casero de la actuación de Camel en el pasado Prog Festival de Loreley, interpretando el tema Song Within a Song...... yo ya entro en trance!!!